Luz hogares

Guía de consumo responsable

Iluminación

Iluminación

La iluminación en su vivienda representa aproximadamente el 20% del consumo de su hogar.
Es conveniente analizar las necesidades iluminarias de cada estancia de la casa ya que cada una puede requerir un tipo de iluminación diferente.

Existen diferentes tipos de bombillas:

Bombillas incandescentes.
Son las más baratas, las que más consumen y las de menor duración (1.000 horas).

Bombillas halógenas.
Su duración es mayor que la de una bombilla incandescente y pueden llegar a consumir un 30% menos que las lámparas incandescentes. Mejor calidad de luz.

Tubos Fluorescentes.
La eficacia es mayor que las de las lámparas incandescentes, son más caros que las bombillas convencionales pero consumen hasta un80% menos de electricidad que las bombillas incandescentes y su duración es 8/10 veces mayor que éstas.

Bombillas de bajo consumo o bombillas compactas.
Son más caras que las bombillas convencionales, pero se amortizan antes de que finalice su vida útil (entre 8.000 y 10.000 horas).

Consumen hasta un 80% menos que las bombillas incandescentes y duran ocho veces más que éstas.



Consejos para conseguir ahorro en iluminación

  • No dejes luces encendidas en habitaciones que no se están usando.
  • Mantén las bombillas y pantallas de las lámparas limpias aumentará la luminosidad.
  • Sustituye las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo.
  • Aprovecha la iluminación natural.
  • Los colores claros en paredes y techos mejoran la iluminación natural y reducen la necesidad de iluminar artificialmente.
  • Instala reguladores de intensidad luminosa electrónicos, de esta forma conseguirás ahorrar energía.
  • En aquellos lugares donde necesites más luz durante más horas instala tubos fluorescentes.
  • Coloca detectores de presencia en lugares de paso (vestíbulo, pasillos,…) y zonas comunes, también te permitirán ahorrar energía.