Luz hogares

Guía de consumo responsable

Aire Acondicionado

Aire Acondicionado

Las instalaciones centralizadas individuales o colectivas son más eficientes que las instalaciones que se componen de elementos independientes.
Los materiales de la construcción, la orientación y el diseño influyen directamente en las necesidades de climatización de la vivienda.

Podemos encontrar diferentes tipos de aparatos de aire acondicionado:

Sistemas compactos
Contienen el evaporador y el condensador en la misma carcasa.

Sistemas partidos
El condensador está en el exterior y el evaporador en el interior. 
El sistema partido en iguales términos de potencia es más eficiente que el sistema compacto.

Sistema transportable
Coloquialmente llamados “pingüinos”.

Existen 2 tipos:
Los que expulsan el aire a través de un tubo.
Y los que tienen un condensador que hay que situar en el exterior de la zona a aclimatar.

Son menos eficientes que los equipos de pared.

Sistemas reversibles y no reversibles
Los sistemas no reversibles sólo pueden suministrar o frío o calor, pero no ambos.
Los sistemas reversibles pueden suministrar frío y calor según se necesite.

Sistemas evaporativos
Sirven para refrescar unos pocos grados el ambiente. Realmente no es un equipo de aire acondicionado. Se recomienda en lugares secos ya que humedece la atmosfera y la enfría. Tienen un bajo consumo.

Ventiladores
El movimiento del aire produce una sensación entre 3º C y 5º C menos de temperatura. Su consumo es muy bajo.

TABLA ORIENTATIVA PARA ELEGIR LA POTENCIA DE
REFRIGERACIÓN DE UN EQUIPO DE AIRE ACONDICIONADO
Superficie a refrigerar en m2
Potencia refrigerante en Kw
9 - 15
1,5
15 - 20
1,8
20 - 25
2,1
25 - 30
2,4
30 - 35
2,7
35 - 40
3
40 - 50
3,6
50 - 60
4,2

Consejos para conseguir ahorro en Aire Acondicionado

  • Instalando toldos en las ventanas podrás conseguir ahorros energéticos importantes.
  • Un buen aislamiento de la vivienda proporciona un mejor rendimiento de los aparatos de aire acondicionado.
  • En áticos o habitaciones muy soleadas hay que incrementar la potencia refrigerante en un 15% más de lo habitual.
  • En lugares donde existan fuentes de calor, por ejemplo la cocina, habrá que aumentar la potencia refrigerante en un 1%.
  • Fija la temperatura del aire acondicionado en 26ºC
  • Cuando el aire de la calle sea más fresco aprovecha para ventilar la casa.