Inicio > Luz empresas > Guía de consumo responsable para comercios > Energía reactiva y baterías de condensadores

Luz empresas

Guía de consumo responsable para comercios

Energía reactiva y baterías de condensadores

Energía reactiva y baterías de condensadores

La energía reactiva es la demanda extra de energía que algunos equipos de carácter inductivo como motores, transformadores, luminarias, necesitan para su funcionamiento. Esta energía "extra" puede descompensar tu instalación eléctrica y provocar importantes perjuicios técnicos y económicos.

La mayor parte de las cargas industriales producen este tipo de energía, conjuntamente con la energía activa:

Energía activa: Se transforma en su totalidad en trabajo “útil” (mecánico y/o calor) como, por ejemplo, el calentamiento de las resistencias en los sistemas de calefacción eléctrica y el movimiento de los motores de las máquinas de lavado. Esta energía se mide en KWh.

Energía reactiva: Se utiliza para la generación de campos eléctricos y magnéticos de determinados receptores, como son los bobinados de motores y condensadores instalados en los ordenadores y equipos electrónicos. Por tanto, no se transforma en ningún tipo de trabajo denominado “útil”. Esta energía se mide en KVArh.

De la suma de la energía activa y reactiva resulta la Energía aparente que se mide en KVA.



La energía reactiva, al no ser transformada en trabajo “útil”, transita a través de la red provocando un aumento en la demanda de corriente eléctrica.

¿Qué efectos adversos provoca?
  • Costes económicos reflejados en las facturas eléctricas.
  • Pérdida de potencia de sus instalaciones.
  • Caídas de tensión que perjudiquen sus procesos.
  • Transformadores más recargados.
  • Sobrecalentamiento de los conductores eléctricos.
  • Aumento perdidas de energía activa.
  • Penalización de los usuarios por parte de las compañías eléctricas. Los usuarios con potencias contratadas de más de 15 KW tienen la obligación de tener instalados contadores de tarificación que registren la energía reactiva. La penalización del consumo de energía reactiva viene determinada por el factor de potencia (Cos fi), aplicable cuando se supera el 33% de la energía activa consumida. Su precio por cada KVArh excedido viene definido en la Orden ITC/3519/2009.


Recomendaciones y consejos prácticos para eliminar la energía reactiva

  • La eliminación de la energía reactiva se hace a través de la instalación de una batería de condensadores que compensa la energía reactiva de los elementos con componentes bobinados como motores o transformadores.
  • Las baterías de condensadores son unos equipos que, permiten reducir la demanda de energía reactiva de la red, reduciendo o eliminando la penalización en la factura eléctrica que se produce por ese concepto.
  • Su funcionamiento se regula automáticamente en función de la energía reactiva que es necesario compensar en cada momento.
  • Asesórate con un experto a la hora de instalar una batería de condensadores. Dependiendo de dónde se quiere compensar el consumo de reactiva influye decisivamente en la selección del tipo de batería de condensadores a instalar.